top
logo

Números anteriores


El Raro PDF Imprimir E-mail
Escrito por José María Ruiz-Garrido   

“La motivación última para cambiar de camino en la bifurcación, al camino que quiero ser, fueron mis hijos”.

La última hora y media ha sido un no parar: desayunos, ropa, zapatos, mochilas, gomillas para el pelo. En esa hora y media hora da tiempo a mucho, y a poco. Esto no puede ser la paternidad, me digo a menudo. 

Camino del colegio, de la mano los tres, intento animarlos, y que lleguen alegres y con ganas. Hoy la pequeña lleva tareas a clase, un mural y unos recortables, así que está impaciente por llegar. Antes de que entren, nos repartimos besos. Más por pura necesidad mía, por egoísmo. Necesito sentir que la paternidad es en realidad algo más que esta última hora y media.

Tras dejarlos entrar por las puertas del colegio con el resto de niños y niñas, empiezan a formarse los corrillos de madres. Hay también algún que otro padre, y dos o tres abuelos. Como muestra estadística, son abrumadora mayoría. Si miro alrededor, sólo veo mamás. Me llevo bien con ellas, charlamos, nos contamos batallitas de nuestros pequeños, un repaso rápido al estado de revista. Ha llegado un punto en el que nos conocemos por el nombre de nuestros pequeños, pero formamos una especie de pandilla paralela. Para el caso, las charlas son lo de menos. Y en los grupos virtuales del WhatsApp, la proporción viene a ser parecida. Apenas seremos cuatro hombres entre unas cuarenta madres. Camino de vuelta a casa, como tantos días, pienso en la pauta que se repite; sigo siendo el raro.

Raro por poco frecuente, mis rarezas son otro tema. Es poco frecuente encontrar mas de dos o tres hombres solos jugando con sus hijos cuando vamos al parque infantil. O parejas, los dos pendientes de los juegos de sus hijos. Normalmente cuando los dos padres están en el parque no suelen interactuar demasiado con el resto. Están a sus cosas, entre ellos, o el papá se dedica a jugar a la pelota con el chaval. Suelen ser parejas jóvenes, y suele ser siempre en fines de semana. Como no sea fin de semana, es complicado. Lo que me hace pensar que, en parte, uno de los principales problemas para alcanzar un cierto nivel de igualdad, ya sea en temas de crianza como de género en general, es la conciliación laboral. No es el único, ni siquiera creo que sea el principal, pero sí es importante. Incluso determinante en muchos casos.

Ocurre que cuando hay que acudir a los servicios de pediatría te encuentras con el mismo síntoma social. La pauta es la misma, es raro encontrar a otro hombre solo llevando a su pequeño o pequeña a la consulta. Los hay, pero es raro. Incluso en una ocasión en la sala de espera llegaron a preguntarme por la ausencia de la madre. En estas situaciones hay más factores. La –no tan– sutil diferencia la encontramos en el trato del personal, desde el administrativo al médico. En caso de que estén los dos padres, siempre –imagino que habrá excepciones– se dirigen principalmente a la madre. Aquí el papel del hombre pasa a ser muchas veces de mero acompañante, a menos que se presente solo. Tanto da que estéis llevando a mellizos y cada uno está lidiando con uno de ellos.  Es una de esas ocasiones en las que me siento protagonizando una película, no la vida que pensaba tener, y vuelvo a pensar eso de esto no puede ser la paternidad. Sé por mi experiencia que no soy el único que se siente incómodo con esto, pero no sé por qué razones, son situaciones que se repiten. La pauta. En casi todas partes.

En la puerta de los colegios, en los parques infantiles, o en los centros de salud. Pero también en la playa, en los restaurantes, en los centros comerciales... Y en internet. Ahí también soy uno de los raros. También por mis rarezas, pero eso aquí no viene al caso. Internet, más allá del omnipresente Facebook, llega a parte de la sociedad. Los blogs y páginas especializadas son un mundo, diminuto, que aún está oculto –o guardado– para muchos. Está ahí, disponible, y quien más quien menos lo consulta en caso de necesidad o de curiosidad. Como me ocurrió a mi cuando supe que iba a ser padre. Busqué páginas y blogs sobre maternidad y paternidad. Y allí volví a encontrar la pauta. Encontré la misma proporción de mujeres y hombres, incluso más acentuada. De cien blogs que podía visitar, apenas dos o tres estaban escritos por padres. Y algunos desde puntos de vista alejados del sentido estricto de la paternidad y la crianza. ¿Es por el rol asumido desde generaciones por cada género en la crianza? ¿Es por la falta de una conciliación efectiva e igualitaria? ¿Por las convenciones culturales establecidas? ¿Por ignorancia?

No, la culpa es nuestra.

Los hombres –la mayoría– no sabemos hablar de sentimientos. Estamos aprendiendo. Llevamos una mochila pesada, que hemos heredado y asumido. Las emociones son cosa de mujeres, la ternura, los cuidados, la empatía, son cosa de las madres. Hemos heredado y asumido un miedo social a parecer débiles. A hablar abiertamente de amor, de sentimientos y emociones. Esto no puede ser la paternidad.

Uno, que tiene un blog sobre paternidad, se para a pensar sobre qué temas escribir, qué historias contar, y cómo hacerlo para que resulte atractivo, claro. Las fotos son importantes. Así que me veo repasando la galería del móvil, una y otra vez. Rememoro anécdotas y momentos, y más de una vez no puedo evitar sonreir al recordar alguna situación. Este repaso es una especie de sanación. Me da una segunda o tercera revisión, me permite masticar lo vivido, analizarlo incluso. Una segunda oportunidad de ver y sentir detalles que se me hubieran pasado por alto por la inercia y el ritmo estresante de la crianza. Pensar, y ser consciente.

Estoy aprendiendo a contar esos sentimientos. El blog es una sanación, y una terapia, activa y exhibicionista. Porque te obliga a procesar y expresarte. Y además, tenemos público. Si fuera un diario íntimo muchas cuestiones se mantendrían enterradas, pero las lanzas al mundo, porque quieres cambiarlo. Yo quiero cambiarlo, cambiando yo. Quiero que las pautas cambien. Yo ya estoy cambiando.

No soy el hombre que pensaba que sería. No soy el hombre que pensaba ser. Solo intento ser el hombre que quiero. O el que me gustaría, para mis hijos. Imagino que cada hombre que descubre –no la encuentra, no es intencionado– una bifurcación en su vida en la que tiene que elegir qué hombre quiere ser, tiene unas motivaciones específicas determinadas por su propia mochila personalizada; su familia, su educación, su experiencia, sus taras, incluso sus miedos. En mi caso la mochila estaba bien repleta, necesitaba ayuda para cargar con ella y no arrastrarla. 

Mi pareja tomó mi brazo, y me guía, siempre. Pero la motivación última para cambiar de camino en la bifurcación, al camino que quiero ser, fueron mis hijos. No es que quiera ser el mejor padre. Es que quiero ser la mejor persona, completa. Quiero que la mochila de mis hijos no sea como la que arrastraba y sigo arrastrando yo. Quiero cambiar la pauta, y que uno no sea el raro por criar a sus hijos, por llevarlos al colegio, o a jugar al parque, o al pediatra.


Me pongo a escribir. O lo intento al menos. Tras dejar a los mellizos en el colegio, ahora me toca desayunar a mí, así que pongo la cafetera y el ordenador en marcha. La cabeza ya lo está hace un buen rato. 

Me pongo a escribir. Y no tengo ni idea de por dónde empezar.

 

 ___________________________________________________________

José Mª Ruiz Garrido

@laparejadegolpe / @jmruizgarrido

www.laparejitadegolpe.com

 

Revista de prensa

España, país con mayor aceptación de la homosexualidad.
En 2013 el Pew Research Center encuestó a 37.653 personas de 39 países diferentes para analizar los niveles de aceptación de la homosexualidad. 
Leer más...
 
Jóvenes pero sobradamente machistas.
Un 24 por ciento de los jóvenes andaluces piensa que el lugar de una mujer está en casa con su familia y el 10 por ciento considera que el hombre debe tomar las decisiones importantes en la pareja,
Leer más...
 
El negocio negro de Europa.
El pasado lunes Suecia dejó de ser el único país europeo en el que la prostitución está expresamente prohibida, el parlamento deIrlanda del Norte aprobó una propuesta de ley que criminaliza la compra de sexo en términos parecidos a los de la normativa sueca.
Leer más...
 
Casi la mitad de los homosexuales europeos, discriminados en el último año.
Más de una cuarta parte sufrió agresiones o amenazas los últimos 5 años. España es el tercer país de la UE donde más se respeta la igualdad de derechos. Casi la mitad de homosexuales esconde su condición en el trabajo.
Leer más...
 
“Para acabar con la violencia machista no basta con arrimar el hombro, hay que arrimar al hombre”
Miguel Lorente, médico forense y profesor de la Universidad de Granada, ha intervenido en el Simposio de Escultura por la Igualdad y contra la violencia de género celebrado en la UAL
Leer más...
 
Rueda de hombres contra la violencia de género.
Decenas de personas participan en la plaza de la Constitución en un acto de rechazo al machismo.
Leer más...
 
Los hombres que sí aman a las mujeres.
Cuando Hermógenes Domingo visitaba a sus padres los fines de semana se sentaba a la mesa y ¡hop!
Leer más...
 
Lo femenino deja de ser "débil" y "endeble" para la RAE.
La nueva edición del Diccionario de la Real Academia de la Lengua incluye correcciones que las asociaciones de mujeres llevan años reclamando para fomentar el lenguaje no sexista.
Leer más...
 
La Guardia Civil libera a 159 mujeres víctimas de explotación sexual en lo que va de año.
En 2014 se realizaron hasta 890 inspecciones en locales de alterne y se identificaron a más de 6.000 mujeres en situación de riesgo.
Leer más...
 
Los hombres dan la cara contra la violencia machista.
Una 'rueda de hombres' se celebrará el próximo martes a las 20.00 horas en la plaza de San Marcelo. el acto está abierto a la participación de toda persona con interés en dar la cara contra la violencia hacia las mujeres.
Leer más...
 
"Sigue siendo difícil que las víctimas puedan probar la violencia machista a través de su testimonio
Diez años después de la aprobación de la ley contra la violencia de género, varios informes y estudios cuestionan algunos mecanismos de la norma.
Leer más...
 
Los hombres dan la cara contra la violencia machista.
La Asociación de Hombres por la Igualdad de Género (AHIGE) ha iniciado una campaña de recogida de fotografías para que los hombres visibilicen su rechazo a la violencia machista a través de las redes sociales bajo el lema "¡Hombre! visibilízate contra la violencia machista".
Leer más...
 
Tres generaciones contra la ley del aborto: "Esta es una victoria del feminismo que no nos van a qui
Compartimos con tres activistas el momento en que Gallardón anunció su dimisión tras la retirada de la reforma del aborto.
Leer más...
 
Catalunya tendrá la primera ley contra la homofobia en el Estado.
La resolución, impulsada por ERC, ICV-EUiA, PSC y CUP, se aprobará el 2 de octubre con el respaldo de CDC.
Leer más...
 
El número de víctimas de violencia machista que no denuncia, "preocupante" para la Fiscalía.
Las mujeres que se niegan a declarar contra sus maltratadores han aumentado un 36,6% desde 2007.
Leer más...
 
Caddy Adzuba: “Se sigue utilizando el cuerpo de la mujer como arma de guerra”
"El galardón demuestra que nuestro trabajo no pasa desapercibido", celebra la congoleña.
Leer más...
 
Tres asesinatos de mujeres en tres días.
¿Qué falla en la lucha contra la violencia de género?
Leer más...
 
En Málaga las violaciones son “relaciones consentidas”
Una ola de asombro y estupor ha embargado a toda España, la que vive en el siglo XXI, claro, la otra está dilucidando si la tierra es plana o redonda,
Leer más...
 

bottom

Potenciado por Joomla!. Designed by: Joomla Template, web page hosting. Valid XHTML and CSS.